Exceso de estímulos y falta de tiempo

Con el ritmo de vida que llevamos, las prisas en nuestro día a día, es complicado ver el exceso de estímulos y la falta de tiempo a la que están sometidos nuestros hijos. Os propongo cómo evitar la sobre-estimulación, volviendo a lo más simple.